LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Imagen

En el “santoral” paralelo de nuestro calendario moderno, hoy tres de mayo, día en el que se celebra la Santa Cruz, también es el momento de recordar, aunque en nuestra constitución se recoge, ese derecho tan mermado en estos días.

Habrá quien piense que es una “cruz”, eso de la Libertad de Expresión. Es un derecho constitucional, que como otros de los que somos acreedores, se vulneran, se camuflan, se soslayan.

Sin Libertad de Expresión, o condicionada, es como estar en la cárcel o en el tercer grado, reteniendo la palabra que expresa los hechos claramente y sin tapujos, que muestra la verdad.

Las realidades, por mas que nos empeñemos en taparlas, son tozudas e insisten. Mirar para otro lado, hacernos los desentendidos, no cambia la realidad.

La censura siempre ha estado frente a la Libertad de Expresión, y en estos tiempos se debaten como Don Carnal y Doña Cuaresma…. Quítale hierro, no exageres, cuidado con lo que dices…

Esto no es nuevo. Cervantes bien lo conoció, de modo que en su ilustre D.Quijote, se derraman  a borbotones críticas a la sociedad de la época, que analizando someramente, sin gran dificultad encontramos un absoluto paralelismo con los tiempos que nos ha tocado vivir. Nos demuestra, por ello, que todo sigue igual, o parecido en lo que a lo fundamental se refiere.

–La causa deso es –dijo Sansón– que, como las obras impresas se miran despacio, fácilmente se  ven sus faltas, y tanto más se escudriñan cuanto es mayor la fama del que las compuso. Los hombres famosos por sus ingenios, los grandes poetas, los ilustres historiadores, siempre, o las más veces, son envidiados de aquellos que tienen por gusto y por particular entretenimiento juzgar los escritos ajenos, sin haber dado algunos propios a la luz del mundo.

–Eso no es de maravillar –dijo don Quijote–, porque muchos teólogos hay que no son buenos para  el púlpito, y son bonísimos para conocer las faltas o sobras de los que predican.

–Todo eso es así, señor don Quijote –dijo Carrasco–, pero quisiera yo que los tales censuradores  fueran más misericordiosos y menos escrupulosos, sin atenerse a los átomos del sol clarísimo de la  obra de que murmuran; que si aliquando bonus dormitat Homerus, consideren lo mucho que estuvo  despierto, por dar la luz de su obra con la menos sombra que pudiese; y quizá podría ser que lo que  a ellos les parece mal fuesen lunares, que a las veces acrecientan la hermosura del rostro que los  tiene; y así, digo que es grandísimo el riesgo a que se pone el que imprime un libro, siendo de toda  imposibilidad imposible componerle tal, que satisfaga y contente a todos los que le leyeren –

Nadie se sentirá satisfecho con lo que se publique, cuente o diga, cualquiera que lo haga.

No obstante, en este 3 de mayo, recordamos que el derecho nos ampara, que una sociedad desinformada o mal informada está siendo estafada, engañada y manipulada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comunication y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s