LA CARA OCULTA

vacunas

 

Buscando respuestas a mis dudas, indagué sobre la relación entre vacunas y la multitud de personas que sufrimos, sin saberlo, la desconocida enfermedad de la Autoinmunidad.

El término resulta confuso. Ser autoinmune no significa que seas inmune a las enfermedades, lo que implica es que tu sistema inmunológico  sin causa aparente, en lugar de mantenerse alerta para evitar agresiones externas, ataca al propio organismo, creándole una enfermedad.
La lista de posibles enfermedades derivadas de esta locura del sistema inmunológico, es extensa, y van desde las mas benignas a las mas graves.Tampoco está claro, nadie lo explica, qué mecanismos sigue para provocar de un tipo o de otro. Parece que caprichosamente a cada uno, le provoca un tipo de enfermedad.

Todo esto me resultó curioso, y por curiosidad quise saber preguntando al médico, por qué ocurría esto. Pero no hubo una respuesta satisfactoria.
Siempre le he dado vueltas y vueltas al asunto, por que nunca me ha cuadrado que el detonante pudiera ser el stress como algunos sostienen, y me puse a indagar por mi cuenta en Internet…
http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/31/un-estudio-revela-que-las-vacunas-pueden-ser-la-causa-de-enfermedades-autoinmunes/

Este articulo es de los pocos que hay sobre el tema, y su procedencia es bien legítima.

Evidentemente nadie estará interesado en indagar y menos aún en depurar responsabilidades.

Las vacunas parece que tienen gran parte de culpa en la generación de esta muda enfermedad, en la que tarde o temprano terminaremos ingresando todos los que hemos sido inoculados con vacunas. Va a ser peor el remedio que la enfermedad.

¿ quien crea las vacunas? ¿ quien se beneficia del negocio de mantener enfermos a millones de personas?
Si caemos en la cuenta, es evidentemente un negocio redondo.

Quién confía en la Organización Mundial de la Salud, después de declarar pandemias por la gripe aviar, la porcina, la gripe A… intentando vacunar masivamente a la población. Desde entonces, cada vez que alguien pone como garantía a la OMS, se me eriza el pelo. No lo puedo evitar.

Pero ahí no queda el asunto. El propio sistema sanitario, no concibe que una criatura no lleve a rajatabla el calendario de vacunación, y si a algún padre se le ocurre transgredir la norma, al no seguir la pauta del sistema, poco menos que tratan a la criatura como a un apestado.

Nos han ido convenciendo, suavemente, y haciendo que entremos en un sistema de salud dictatorial y a penas indiscutible, en el que se dan por obsoletos remedios perfectamente eficaces para combatir nuestros males, sin tener que recurrir constantemente a los fármacos, de los que tenemos una absoluta y peligrosa dependencia.

Nadie querrá reconocer la relación ya que de ser así, investigadores, laboratorios, médicos y gobiernos tendrían que indemnizar a toda la población.

La sanidad que tanto reclamamos, también debería entrar en revisión.
La libertad del individuo en lo que a su alimentación, nutrición, y cura debe prevalecer sobre otros criterios.
El conocimiento del funcionamiento de nuestro organismo, es fundamental. No hay una medicina única, en otros puntos del planeta, los avances tal vez no parezcan tan espectaculares, pero hay conocimiento milenario en este campo, que mantiene en salud a la población sin vacunas, y sin negocio.

http://joseppamies.wordpress.com/2013/01/04/la-falsa-solidaridad-de-unicef/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en sanidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CARA OCULTA

  1. Alex dijo:

    Excelente articulo, pero sepa que no hay solucion el barco se hunde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s